h1

Nuevo aporte del Historiador Fernando Chiodini

mayo 5, 2009

Un poco de historia: Filiberto de Oliveira Cezar el constructor del puerto de “Vuelta de Obligado”

Filiberto de Oliveira Cezar fue intendente municipal en los años 1907, 1908 y 1909, Presidente de la Corporación Municipal en los años 1905, 1906 y 1910.
En el año 1907, siendo Diputado Provincial Eduardo Gónzales Bonorino, se promulgó la ley Nº 3040 de la Prov. de Buenos Aires de fecha 25 de julio, que declaraba Ciudad a nuestro partido,
Estaba casado con Julia Obligado y fue el constructor, en “Vuelta de Obligado,” del puerto que llevaba su nombre centro de embarques de cereales muy importante a fines del siglo XIX y principios del XX.

Su biografía

oliveira-cezarHijo de Ramón de Oliveira Cezar y de Angela Diana Goycochea, nació en Villaguay, Entre Ríos, en 1856. Vino a Buenos Aires ingresando al colegio de El Salvador. Al terminar su ciclo secundario, y a pesar de su fuerte inclinación artística, manifestada en el cultivo del dibujo y la música, se dedicó durante un tiem- po a las tareas rurales, en un establecimiento paterno, hasta que al fin ingresó en calidad de emplea- do a Correos y Telégrafos, donde hizo carrera, llegando a ser inspector de la Provincia de Buenos Aires y mas tarde de la Nación.
Hizo una expedición al Chaco Boliviano en 1879, y un año después acompañó a Carlos Tejedor en la revolución que este encabezó contra el gobierno de Avellaneda. Con la jerarquía de Teniente Coronel de guardias nacionales mandó los batallones de los partidos de Las Conchas y San Fernando, hallándose en las acciones de armas de Barracas, Puente Alsina y los Corrales, donde resultó herido.
Como secretario actuó en la en la delegación al Congreso Postal Internacional de Lisboa, en 1885, y a su regreso se estableció por su cuenta con una empresa que hizo el primer servicio de encomiendas postales del país, la que una vez en pleno funcionamiento traspasó al Estado.
Ocupó importantes cargos en la localidad de San Pedro, Provincia de Buenos Aires, siendo factor preponderante en el progreso de la misma y debiéndosele a él importantes mejoras de índole edilicia y técnica. Allí fue intendente municipal por dos períodos y varias veces presidente del Consejo Deliberante.
Era hombre de una cultura superior, acrecentada por sus viajes a Euro-pa y varios países de América, dominaba varios idiomas y dejó obras de estimable valor, entre las que merecen citarse Leyenda de los indios quichuas y Leyenda de los indios guaraníes, ambas publicadas en 1892; El cacique blanco (costum-bres de los araucanos en la Pampa) y La vida en los bosques sudameri-canos (viaje al oriente de Bolivia), en 1893; El Corsario La Argentina , en 1894 y Viaje al país de los tobas, en 1897. Falleció en la Buenos Aires el 25 de noviembre de 1910, siendo sepultado en la Recoleta.

Fuente: Diccionario Biográfico Picirili, Romay, Gianello

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: